¿Por qué disminuye la matrícula escolar en Ibagué?

¿Por qué disminuye la matrícula escolar en Ibagué?

70
Luis Eduardo Chamorro - imagen de archivo
Luis Eduardo Chamorro - imagen de archivo

¿Cómo está Ibagué en cuanto a educación hacia el año 2017? Es un interrogante que tiene varias respuestas dadas por datos de estudios y estadísticas principalmente relacionadas con cobertura escolar.

Le sugerimos leer: El Tolima rezagado en Oferta de Educación Superior

En el año 2016, el primero del mandato del Alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, Ibagué ocupó el octavo lugar en “Fundamentos de bienestar”, entre  10 ciudades evaluadas  por el Índice de Progreso Social 2016; está desventaja relativa en “Acceso al conocimiento básico” con un puntaje de 573 y el último puesto entre las diez ciudades; está bien cuanto a tasa de analfabetismo y calidad de la educación básica  (evaluada por Pruebas Saber y el ISCE), pero, también, en “desventaja relativa” en cuanto a cobertura de educación preescolar y básica.

En el informe de Calidad de vida del 2016, entre 13 ciudades, Ibagué, entre el 2015 y el 2016, su tasa de cobertura bruta del nivel de transición descendió; creció en primaria y educación media.

Le sugerimos leer:  Mejoras en la situación financiera de la Universidad del Tolima

Con la inscripción de estudiantes a través de la plataforma virtual que para el efecto dispone la Secretaría de Educación Municipal, desde el mes de septiembre comenzó el proceso de la matrícula de los estudiantes para el año 2018 próximo. Es una de las estrategias que se ha puesto en marcha para estimular el acceso a la educación preescolar y básica en los planteles educativos oficiales.

Es el momento de poner la mirada sobre un fenómeno que tiende a ser grave en Ibagué: La disminución de la matrícula año a año, que no es único de esta capital sino un fenómeno nacional que tienen múltiples factores causantes. Durante la última década (2008-2017), la población estudiantil matriculada en las instituciones  de educativas estatales de Ibagué es de 6 mil 800 estudiantes menos (decrecimiento del 7.5 por ciento), frente a un crecimiento de la matrícula en los colegios privados equivalente al 15.5 por ciento, 3 mil 510 estudiantes más.

Le sugerimos leer: Se salva el Instituto de Educación a Distancia de la Universidad del Tolima

La tendencia a la disminución de la población estudiantil matriculada se ha acrecentado en los dos últimos años, durante el mandato del actual alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo. Tomando como línea de base el año 2015, el último del alcalde anterior, esa disminución en números absolutos es de 5 mil 557 estudiantes menos en las aulas de las instituciones educativas oficiales ( 6.3 por ciento menos), cifra sobre la cual no se ha hablado, o parece camuflarse entre otros hechos del sistema escolar en la capital. Como si el hecho tuviera poca importancia.

¿Por qué disminuye la matricula en Ibagué en forma tan drástica? Lo primero a decir es que este no es un hecho singular de  Ibagué, porque se trata de un fenómeno que también ocurre en otros lugares del país. Atribuible al actual alcalde, es el hecho de haber demorado el suministro de alimentación escolar en el primer semestre del 2016, pero, igualmente, es necesarios precisar que el Alcalde no tiene gobernabilidad suficiente para intervenir sobre todos los factores que influyen en la cobertura educativa.

Le sugerimos leer: El poco interés por la Educación

A partir del año 2012, hay gratuidad educativa en todos los grados de la educación básica y media oficial, en desarrollo de la Ley 1450 de 2011. Los padres de familia ya no asumen gastos de matrícula ni pensiones y se esperaba que a partir de entonces se incrementara el acceso de infantes y adolescentes en edad escolar a las aulas. No ha ocurrido así. Pero hay costos directos exigibles en el acceso y la permanencia en los establecimientos educativos,  que dependen de la situación socioeconómica de los padres, su nivel de pobreza, su desempleo.

Al respecto la pobreza monetaria y la pobreza extrema tiende a bajar  en Ibagué, pero se calcula que afecta al 17.3 por ciento de los habitantes en cuanto a pobreza monetaria y al 2.4 por ciento en pobreza extrema, población  que tiene problemas de ingresos monetarios  para satisfacer el vestuario, los costos de transporte y de manutención de infantes y adolescentes que estudian o deben estar estudiando. Son índices favorables con relación a Colombia, en general.

Le sugerimos leer: El Instituto de Educación a Distancia de la Universidad del Tolima sigue en riesgo

DISMINUCIÓN DE LA MATRÍCULA DE PREESCOLAR.

Ibagué aporta la mayor cantidad de estudiantes de preescolar en el Tolima ; es una oferta educativa que está centrada en colegios privados. Hay problemas de financiación estatal y estable para los grados de prejardín y jardín para infantes de 3 y 4 años y debido a ello, en Ibagué, estos grados de preescolar sólo se ofrecen en colegios privados.

A esta situación se agrega que, hay paulatina disminución de la matrícula. En la década 2008 a 2017, la matrícula de preescolar es menor en 233 estudiantes, situación que se agrava en los dos últimos años del mandato de Guillermo Alfonso Jaramillo. Entre el 2015 y el 2017, creció la matrícula en los colegios privados para los grados de prejardín y jardín(6.3 de incremento), pero disminuyó  en el grado de transición para la cual hay recursos de la nación  (SGP).

Le sugerimos leer: El perfil de la calidad educativa en el Tolima

La matrícula de transición pasó de 7 mil 626 a 7 mil 268 matriculados, 358 estudiantes menos equivalentes a 2.1 por ciento de disminución, según datos del Sistema de Matrícula, SIMAT, del Ministerio de Educación Nacional.

Esto también es grave, porque la desatención educativa a infantes entre los 3 y los cinco años, implica el incumplimiento del derecho a la educación de niños en los cuales “Los primeros seis años de vida son determinantes en su desarrollo posterior…durante este momento del ciclo vital ocurren procesos críticos relacionados con la formación de la inteligencia, el desarrollo de la personalidad , el establecimiento de vínculos afectivos  y la generación de conductas sociales”, dice el Ministerio de Educación en el documento “Sentido de la Educación Inicial” (2014,p.65).

Le sugerimos leer:  Acreditación de Alta Calidad para la Licenciatura en Matemáticas de la UT

EL CASO DE LA INSTITUCIÓN ANTONIO REYES UMAÑA

Sirve de ejemplo el caso de la Institución Educativa Técnica Antonio Reyes Umaña del barrio Las Brisas, próxima a cumplir 40 años funcionamiento  en marzo de 2018, con siete sedes entre ellas la del Barrio El Bosque y dos escuelas o sedes rurales, la Lisímaco Parra en la parte alta de La Martinica y La Esperanza en la parte baja.

En esta institución educativa, entre el año 2016 y el 2017, disminuyó la matrícula en 75 estudiantes (4.8 por ciento menos), al pasar de una matrícula de mil 550 a mil 475 estudiantes.

Le sugerimos leer: Ranking de las Universidades del Tolima y la Universidad de Ibagué

¿A qué le atribuye la disminución de la matrícula en esta IE?, le preguntamos a su rector Alfonso Ayala Escobar. Responde : “Debido a la población flotante que se va de un barrio a otro; muchas familias son invasoras de terrenos que se desplazan; familias disfuncionales que no tienen estable su lugar de vivienda; padres y madres que están cumpliendo sanciones de presidio; estudiantes adolescentes que se dedican al microtráfico  en busca de dinero; adolescentes con proyectos de vida muy pobres; niñas que tienen en mente casarse a temprana edad, no aspiran a ser doctoras; la mortalidad académica que genera deserción escolar; padres que matriculan a sus hijos y luego no vuelven a saber nada de la educación de sus hijos, en fin, muchos motivos”.

Para el magíster en educación Cicerón Caycedo Duarte, contratista en la Dirección de Calidad de la Secretaría de Educación Municipal , este fenómeno de la disminución de la matrícula se debe a que los estudiantes prefieren la educación por ciclos en la cual un semestre de estudio se puede cursar en un semestre;  a la movilidad de las familias de un barrio a otro; a la deserción intraanual e inclusive como efecto de la implantación de la jornada única, que no les conviene a algunos padres de familia.

Le sugerimos leer: Tres municipios rezagados en Cobertura Escolar: Suarez, Santa Isabel y Ambalema

Pero, igualmente, hay casos en los cuales ocurre el fenómeno contrario de aumento de la matrícula. Ocurre en la institución educativa Ciudad Ibagué de Boquerón. Según su coordinador, Juan Carlos Ortiz  Correa, la matrícula entre el 2016 y el 2017 se incrementó en 300 estudiantes  al pasar de 2 mil 400 a 2 mil 700 debido a los nuevos habitantes en los multifamiliares El Tejar.

Le sugerimos leer: 85 Establecimientos Educativos con Jornada Única, en Municipios No Certificados del Tolima

http://dondeflorecelapasion.com/site/

También le puede interesar:

Luis Eduardo Chamorro
Exsecretario, experto y consultor en temas educativos.

Comentarios

comentarios